En el año 2001 se crea la Fundación Joaquín Molins Figueras, promovida por sus hijos Casimiro (†), Juan (†), Joaquín y Marta, junto con sus familias; en recuerdo de Joaquín Molins Figueras, fundador de Cementos Molins e impulsor de la Penya Rhin, persona emprendedora, austera y familiar quien con su espíritu e iniciativa. Queremos hacer realidad uno de los sueños que Don Joaquín dejó por escrito a sus dos hijos mayores: “….ir mejorando el nivel socioeconómico de las personas que colaboran con la empresa familiar y la sociedad, si los rendimientos económicos de la misma lo permiten”. Esta es la razón de ser de la Fundación, con el criterio de generosidad y justicia, promovemos los valores considerados esenciales por Don Joaquín, en especial la Familia y la empresa familiar.